Juguetes

Esas alas de plástico servían para volar. La metralleta, también de plástico, le servía para disparar. Y el coche para surcar las carreteras.

Luisito era un niño muy observador y todos sus juguetes plasmaban cómo veía el mundo. Por eso sus abuelos le vieron jugando a que Ken golpeara a Barbie sin parar.

Un mes después vieron cómo la ambulancia de plástico se la llevaba para que muriera en el Hospital de los Juguetes.

barbie | Roubei as bonecas da minha sobrina... | Sheila Tostes | Flickr
Imagen: “Barbie” de Sheila Tostes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s