En el Purgatorio

Desde el día que murió tuvo curiosidad por saber cuál sería su destino. Siempre pensó que lo conocería de inmediato, por lo que le sorprendió tener que esperar.

huerto | Gabriel | Flickr

Se vio a sí misma caer al suelo. Y aguardó mucho tiempo, sufriendo por el miedo a la posible descomposición, hasta que aquel joven la encontró y, apiadándose de ella, la metió en la cámara frigorífica.

Y allí siguió esperando y esperando…

Hasta que alguien la reclamó. La apertura de la puerta le llenó de una esperanza truncada tras ser dividida en dos y pasada por el exprimidor.

Fue cuando comprendió que nunca existió el cielo de las naranjas.

Foto:”Huerto” de Gabriel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s