Un mal rato

—La propia de los buenos espantapájaros.

No sé de qué coño me habla Blanca. Tampoco estaba concentrado: me duele demasiado la cabeza. Presiento que algo espantoso va a ocurrir. Aun así, le sonrío. Está guapísima, aunque me mira preocupada. Tampoco entiendo lo que me dice ahora:

—Ayer se casaron nuestros tatarabuelos.

Está mirando con asco mi oreja izquierda. Noto algo saliendo de ella. Tiro de ello y, horrorizado, lo veo.

Inch Worm | OLYMPUS DIGITAL CAMERA | John Anes | Flickr

Un bicho violeta, parecido a un ciempiés, de unos diez centímetros de largo. Me pongo a llorar. Toco mi oreja, y sale otro. Y otro…

Despierto empapado en sudor. Blanca me abraza medio dormida.

Siento unos diminutos pies recorriendo mi mejilla.

 

Imagen:”Inch worm” de John Anes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s