Jugando a ser Dios

Cerró los ojos y sopló las velas.

Resultado de imagen de Gadjo_Niglo Storm in the city

A Eolo le gustaba hacer esas cosas. Se divertía viendo a las parejas perder sus sombreros o sumergirse en espuma cuando sus pequeñas embarcaciones eran mecidas por sus pulmones.

Sin embargo esta vez se le fue la mano, y lo que parecía una suave brisa se tradujo en un tifón sin precedentes que creó olas de más de cien metros, inundando la zona anteriormente conocida como Costa del Azujelo.

 

—¡Mira cómo has dejado el baño, Pablito! ¿Es que no sabes jugar tranquilo?

 

Parecía que Atenea había tenido un día duro en la oficina y volvía a casa de mal humor.

 

Imagen: “Biarritz” de Tumblr

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s