Primeras faltas

Resultado de imagen de darts ted van pelt

—¡Cuánta fuerza y qué poca puntería!

Esa frase. No deja de resonar en mi cabeza.

Fue el primer reproche que me hiciste. En nuestra primera cita, mientras me enseñabas a jugar a los dardos en aquel pub irlandés. Entonces lo decías sonriéndome, tal vez por las cervezas que habíamos tomado. O quizá viendo mis faltas de otra forma; más indulgente, con más amor.

—¡Cuánta fuerza y qué poca puntería!

Esa frase. Mientras te veo marchar por la puerta. Mientras dejas este piso que ahora es un erial.

No deja de resonar en mi cabeza.

 

 

Imagen: “Darts” de Ted Van Pelt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s